Dieta Paleolítico


La dieta Paleolítico

Con un nombre algo especial, la dieta paleolítico es la mejor opción para nutrirse de una manera saludable de una forma muy sencilla, y bajo unas premisas claras y simples.

El principal rasgo de la dieta paleolítico es el conseguir una alimentación sana y equilibrada en base a los alimentos más básicos, aquellos que se consumían durante la época paleolítica. Una dieta alejada a extraños compuestos y a la alimentación industrial.

Una de las ventajas más importantes de la dieta paleolítico es la de aportarnos un conjunto nutricional que se caracteriza por proveernos de una gran energía, según indican aquellos que han realizado esta dieta. Además, es una dieta fuertemente natural, con las ventajas alimenticias que esto conlleva.

En concreto, la dieta paleolítico se caracteriza por apostar por los alimentos de origen vegetal y animal, pero sin excesivos tratamientos ni aditivos.

Los alimentos más importantes de esta dieta son en primer lugar las frutas y las verduras, auténtico baluarte de la alimentación paleolítica. Lo principal que hemos de saber sobre las frutas y las verduras en esta dieta es que aportan minerales y vitaminas que nos protegen ante eventuales enfermedades tan variadas como el cáncer o la diabetes.

También son importantes las carnes magras y los mariscos, con un importante valor nutricional y que juegan un papel protagonista, siempre que sean consumidas con mesura y de un modo equilibrado.

Sin dudas, los alimentos más llamativos de la dieta paleolítica son las nueces y las semillas, que aportan grandes nutrientes y un sinfín de vitaminas que complementan la alimentación que nos ofrecen tanto verduras como carnes.

Por otro lado, existen una serie de alimentos que se encuentran taxativamente prohibidos en la dieta paleolítica, es el caso de los lácteos, que al no encontrarse de manera natural en el paleolítico no forman parte de la alimentación de la dieta. Del mismo modo, también es necesario privarse de alimentarse de alimentos procesados y harinas.

Todo siempre, con mesura, como en cualquier dieta, podemos permitirnos salir en alguna ocasión especial de la alimentación más estricta. Sin embargo, lo que si deberíamos evitar de todas las maneras es consumir bebidas alcohólicas, ya que son verdaderamente nocivas y pueden tirar por tierra los beneficios de una dieta como esta.

Por último y tras conocer las características de esta llamativa dieta, te comentamos que ventajas aporta a la salud y porque son importantes desde un punto de vista nutricional. En primer lugar, lo que más diferencia a la dieta paleolítico de otras dietas es el hecho de conseguir una reducción de peso sin ser extremadamente restrictiva como algunas dietas que se basan sólo en proteínas u otras que potencian el uso de un sólo alimento.

Además, esta dieta nos mejora los niveles de minerales y antioxidantes, siendo la mejor alternativa para aquellas personas que busquen cambiar su alimentación de un modo radical sin poner en peligro su salud apostando por dietas excesivamente prohibitivas.

Si buscas la forma de perder peso de otra forma, te contamos los secretos de todas estas dietas: