Dieta baja en sodio

LA IMPORTANCIA DE UNA DIETA BAJA EN SODIO

El sodio (más comúnmente conocido en forma de sal) es un elemento esencial para el funcionamiento de nuestro organismo. Sin embargo, cualquier exceso suele ser perjudicial para la salud, y en el caso de un exceso de sodio las cosas no iban a resultar diferentes. Una dieta baja en sodio nos ayudará a llevar un estilo de vida más saludable.

Una dieta con altos contenidos de sodio puede ocasionar o facilitar la aparición de numerosos problemas. Hipertensión, enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares, insuficiencia renal, etc.

Además, un excesivo consumo de alimentos con una alta proporción de sodio favorece el aumento de peso.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda una ingesta diaria de menos de 5 gramos de sal. Sin embargo, diversos estudios han demostrado que los españoles consumimos de media unos 9,8 gramos. Esta cantidad es casi el doble de la cantidad recomendada.

Es importante tener en cuenta que una dieta baja en sodio puede resultar muy beneficiosa para un estilo de vida saludable y puede reportar beneficios para nuestra salud.

BENEFICIOS DE UNA DIETA BAJA EN SODIO

Un estilo de vida saludable es fundamental para llevar una mejor calidad de vida, valga la redundancia. Una dieta baja en sodio puede ayudar enormemente a conseguir tener una vida más larga y óptima.

DESCENSO DE LA PRESIÓN SANGUÍNEA

Un menor consumo de sal ayuda a mantener regulado e incluso a disminuir el ritmo de la circulación sanguínea. Si bien estos efectos son leves, numerosos especialistas corroboran que son reales y se perciben mejor con el tiempo.

REDUCCIÓN DE LA INCIDENCIA DE DETERMINADAS ENFERMEDADES

Como ya hemos señalado, el exceso en el consumo de sodio puede causar enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares o insuficiencia renal. Una reducción de su consumo a través de una dieta baja en sodio ayuda a que la incidencia de estas enfermedades sea menor.

MEJORA DEL TRÁNSITO INTESTINAL

Uno de los mayores y más notorios problemas a corto plazo de un excesivo nivel de sal en el organismo es el estreñimiento. Esto lleva unido indisociablemente cierto incremento de peso, así como cierta hinchazón de piernas y pies.

Si quieres mantener regulado tu tránsito intestinal y además mantener un buen tipo, una dieta baja en sodio es tu mejor aliado.

ALIMENTOS CON BAJO CONTENIDO DE SAL

Entre los alimentos propicios para una dieta con bajo contenido de sal que sea a su vez saludable encontramos toda clase de verduras y frutas. En especial que estos alimentos sean frescos o congelados.

El consumo de carne, al contrario de lo que se pueda pensar, también está recomendado para una dieta baja en sodio. En este sentido es preferible la carne de res, de pollo o de pavo, y también, si optamos por el pescado, que sea fresco.

En cualquier caso, debemos cerciorarnos de que los alimentos envasados que compremos contengan estas palabras en las etiquetas: bajo en sodio; sin sal agregada; libre de sodio; con poco sodio o sin sal.

 

Así que ya sabéis, una dieta con bajo contenido de sal (aunque tampoco es bueno consumir demasiada poca) puede ayudarnos a llevar una vida más saludable.




No hay comentarios


Puedes dejar el primero : )



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *