Dieta Alcalina

¿Conoces los secretos de la Dieta Alcalina?

Más alimentos vegetales y menos alimentos ácidos. Esa es la clave de la dieta alcalina, que permitirá que transformes lo que eres de acuerdo a lo que comas, afectando positivamente al pH de tu cuerpo.

A su vez, esto te ayudará a prevenir enfermedades, desde un simple resfrío hasta otras mucho más graves, como el cáncer. En pocas palabras, el propósito es que aprendas a desintoxicar y vigorizar el cuerpo con la dieta alcalina, más allá de la intención de perder peso, ya que aquí el gran objetivo es la buena salud.

Dieta Alcalina

Tabla de los alimentos alcalinizantes

Pero vayamos por partes. ¿Qué son los alimentos alcalinos o alcalinizantes? Son aquellos que aumentan el nivel de potencial de hidrógeno (pH) o grado de acidez del organismo. La alcalinidad la puedes encontrar en los vegetales y frutas especialmente, pero también en frutas secas, hierbas aromáticas, aceite de oliva, vinagre de manzana, infusiones, agua mineral. Te recomendamos consultar con el nutricionista la lista de alimentos, ¡ya que hay muchísimos!

El potencial de hidrógeno o pH es, en el cuerpo, el resultado numérico de la relación entre el bicarbonato (sustancia alcalina que equilibra la acidez) y el dióxido de carbono (sustancia ácida y residual que se excreta y equilibra la alcalinidad). Es decir, una sustancia transforma a la otra. Es como respirar: inhalamos oxígeno (“lo bueno”) y exhalamos dióxido de carbono (“lo malo”).

Esta clase de régimen apunta a consumir más alimentos alcalinos (un 80%) que ácidos (un 20%). Estos últimos los componen: azúcares, harinas, todo tipo de carnes, lácteos, huevos, café, legumbres, productos enlatados, comidas rápidas, bebidas alcohólicas. Ahora bien, si no deseas cumplir la dieta a rajatabla, pero deseas balancear tu alimentación en este sentido (alcalinizarla), consume un 60% de alcalinos y un 40% de ácidos.

Según análisis científicos, las personas cuyos organismos tienen mayor porcentaje de acidez que de alcalinidad son más propensas a padecer patologías cardiovasculares, pulmonares, renales y/o cerebrales. Todo es cuestión de hábitos.

¿Cómo controlar este equilibrio? El pH o nivel de acidez de los líquidos del cuerpo se mide en escalas. Una vez que el paciente se realiza el análisis correspondiente, éste arrojará un resultado: si indica que el nivel está entre 0 y 7, se considera que el organismo es ácido, mientras que de 7 a 14 es alcalino, es decir, el estado ideal. Esta es la base para desintoxicar y vigorizar el cuerpo con la dieta alcalina.

Desintoxicar

La desintoxicación o purificación del organismo será el primer resultado, y lo notarás al orinar. Verás que la orina se vuelve más fluida y ácida, lo que significa que estás eliminando las toxinas acumuladas en los riñones. Además, al dejar de lado los productos con mayor cantidad de grasas y azúcares, el peso bajará, por si también tienes esa meta en mente.

Vigorización

Las defensas que contrapongas al riesgo de contraer enfermedades es lo que define a tu salud. Salud que no lograrás si no llevas una vida que balancee buena alimentación, actividad física, buen descanso nocturno, respiración adecuada y mucha agua.

Precisamente, esto es lo que busca la dieta alcalina: balance, ya que la gran mayoría de las afecciones suelen producirse cuando el pH del cuerpo tiene un nivel de acidez alto. Con una dieta alcalina, tendrás mejores defensas para poder cumplir con todos tus quehaceres diarios, para vigorizar tu cuerpo en general. Desintoxicación y vigorización van estrechamente de la mano.

Síntoma-salud, síntoma-enfermedad

Como ya dijimos, el nivel de pH en el cuerpo se mide por una escala de valores de 0 a 14. Podríamos decir que el síntoma-enfermedad es de 0 a 7 (ácido) y que el síntoma-salud es de 7 a 14 (alcalino). El hecho de poseer un pH ácido puede deberse a muchos motivos, como por ejemplo, períodos largos de estrés, depresión, emociones negativas y recepción de agentes contaminantes. Pero también tiene que ver con el tipo de alimentos que incorporamos, por eso es necesario desintoxicar y vigorizar el cuerpo con la dieta alcalina.

El organismo tiene la facultad de compensar el pH ácido utilizando minerales y demás nutrientes fundamentales para la salud. Veamos qué puede ocurrir en tu organismo si tiene una escasez considerable de alimentos alcalinos:

  • Menor capacidad para absorber los minerales.
  • Menor producción de energía en las células.
  • Mayor dificultad para reconstituir las células dañadas.
  • Se reduce la capacidad para eliminar los metales pesados.
  • El sistema inmune restringe su capacidad para combatir células cancerígenas.
  • Mayor fatiga.
  • Mayor susceptibilidad a las enfermedades.

Alcalinízate

Aunque vayas a consumir un alimento acidificante, hay distintas formas de revertirlo. Por eso ahora te ofrecemos algunos tips saludables para alcalinizar tus comidas diarias:

  • Prepara una pócima de 1 litro de agua con ½ cucharadita de café de bicarbonato de sodio y bebe ½ vaso antes de una comida con alto nivel de ácido.
  • Pon a hervir repollo blanco, cuela y luego utiliza el agua para remojar las legumbres. Déjalas así durante toda la noche para que liberen los residuos ácidos y puedas cocinarlas e ingerirlas sin problemas.
  • Utiliza también agua de cocción de repollo blanco para agregarle a la salsa de tomate mientras la elaboras.
  • Come, por día, 10 nueces, almendras y/o castañas como tentempié.
  • Antes de irte a la cama por la noche, bebe un vaso de zumo hecho de agua, 1 limón y un poco de jengibre.
  • Un día por semana, desintoxica tu organismo solo con una dieta líquida basada en zumos de frutas y verduras frescas, la cantidad que desees.

Si bien los vegetarianos y veganos son conocedores de este tipo de dietas, no hace falta que elijas ese estilo de vida para alcalinizarte. El problema se origina cuando la alimentación es tan desequilibrada en ese sentido que se incorporan azúcares, harinas y productos considerados “basura” en muchas cantidades, lo cual a veces se dificulta disminuirlos en la dieta porque está comprobado que son muy adictivos.

Ahora que ya sabes cómo desintoxicar y vigorizar el cuerpo con la dieta alcalina, observarás que el máximo objetivo es vivir no solamente más años, sino también que esos años tengan buena calidad, que sean saludables. ¡Adelante, entonces!

Dietas recomendadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *