Dieta de la Alcachofa

¿En qué consiste la dieta de la alcachofa?

Si desde hace unos meses no has sido cuidadosa con la alimentación, has comido más de lo normal, y como si fuera poco, gran porcentaje de ese exceso se lo debes a productos poco saludables, seguramente ahora te sientas muy inflamada. Síntomas que indican que has ganado algunos kilos y que algo debes hacer para contrarrestarlo.

Cómo adelgazar en tres días con alcachofa

En esta oportunidad te contamos cómo adelgazar en tres días con alcachofa. Para muchas personas, la dieta de la alcachofa es un método conocido para bajar de peso rápidamente, pero si nunca has oído hablar de ella, aquí la tienes. Descargadla, imprimidla y colocadla con un imán en tu frigorífico.

Pero antes de comenzar a practicarla, tened presente que esta dieta no está indicada para personas que padecen obesidad, sino para aquellas que, como dijimos anteriormente en el ejemplo, han subido de peso de golpe pero luego, al bajar, podrían continuar con normalidad sus rutinas alimenticias. Es decir que, así como has subido en pocos días, se supone que también bajarás en pocos días. Esa es la idea, además de que el proceso sea saludable. De todos modos, siempre aconsejamos a nuestras lectoras sobre la importancia de consultar a sus médicos antes de iniciar una dieta.

¿Qué es la alcachofa?

La alcachofa (también conocida como alcachofera o alcaucil) es un vegetal oriundo de la zona del Mediterráneo y sembrado en países de climas templados. Se la puede consumir cruda o hervida, y sus principales características nutricionales son:

  • Contiene mucha fibra.
  • Aporta pocas calorías (unas 50 cada 100 gramos).
  • Es diurética, es decir, por un lado, elimina las toxinas a través de la orina (despidiendo especialmente ácido úrico), y por otro lado, impide la retención de líquidos. Como resultado, ayuda a purificar el organismo.
  • Disminuye los niveles de azúcar y de colesterol “malo” en la sangre, motivo por el cual se la utiliza para tratar la diabetes.
  • Normaliza la presión arterial.
  • Es recomendada para tratar afecciones digestivas y metabólicas.
  • Posee propiedades que ayudan a combatir la celulitis y embellecer la piel.

Fundamentos de la dieta de la alcachofa

Pues bien, ahora que ya conoces qué es esta noble hortaliza y la manera en que funciona en el cuerpo al ser consumida, veamos cómo adelgazar en tres días con alcachofa. Recordad que solamente necesitarás hacerla durante tres días y luego continuar con una alimentación saludable.

Una cosa más: no olvides que los mejores aliados de cualquier régimen (incluido éste) son el agua y la actividad física. Mejor dicho, ambas cosas no son algo separado de toda dieta, sino parte fundamental de ella. Así que además de beber dos litros de agua por día, haced caminatas, trotes, ejercicios aeróbicos o practicad alguna disciplina deportiva, incluso cuando ya hayas finalizado con la dieta.

Primer día

  • Desayuno: una porción de fruta (no plátano).
  • Media mañana: un yogur descremado o una taza de gelatina light de cualquier sabor o un vaso de zumo de naranja exprimido.
  • Almuerzo: un plato de arroz integral con alcachofas.
  • Merienda: una porción de cualquier fruta.
  • Cena: tres alcachofas cocidas a la plancha y queso fresco light.

Segundo día

  • Desayuno: un tazón de ensalada de frutas pero con poco plátano.
  • Media mañana: un yogur descremado o una taza de gelatina light de cualquier sabor o un vaso de zumo de naranja exprimido.
  • Almuerzo: ensalada de alcachofas y tomate con queso fresco light.
  • Merienda: una porción de fruta.
  • Cena: alcachofas rellenas con jamón serrano.

Tercer día

  • Desayuno: una porción de fruta (no plátano).
  • Media mañana: un yogur descremado o una taza de gelatina light de cualquier sabor o un vaso de zumo de naranja exprimido.
  • Almuerzo: alcachofas con patatas al horno.
  • Merienda: una porción de cualquier fruta.
  • Cena: alcachofas con crema de acelgas.

Recomendamos no abusar de esta dieta, como de ninguna otra que haga perder peso en pocos días, ya que tiene pocos valores nutricionales. Saber cómo adelgazar en tres días con alcachofas debe servir a los únicos propósitos de quitarse esos kilos de más adquiridos en los últimos tiempos y de hacer un proceso de depuración de toxinas.

Por este motivo, podrás volver a este método pero de forma muy esporádica, para purificar el organismo. Ahora bien, de nada servirá que comas de todo y en enormes cantidades y digas luego “qué más da, si de todos modos mañana retomaré la milagrosa dieta de la alcachofa”. Es una pésima elección para tu salud y bienestar.

Una receta para después

¿Has probado esta dieta y te has vuelto fan de la alcachofa? Pues entonces aquí te dejamos una receta de Karlos Arguiñano para que elabores después de la dieta y cuando gustes:

Alcachofas con crema de calabaza y jamón (para 4 personas)

Ingredientes: 8 alcachofas, 600 gramos de calabaza (pelada), 2 patatas (peladas), 2 puerros, 2 rodajas gruesas de jamón, un poco de perejil, aceite de oliva, sal, agua.

Preparación:

  • Para elaborar la crema de calabaza: limpiar bien y cortar en trozos la calabaza, las patatas y los puerros, colocarlos en una olla con agua y sal, tapar y dejar cocinar por 20 minutos. Luego, retirar el caldo y triturar bien los trozos de las verduras hervidas.
  • Limpiar las alcachofas y hervirlas junto con el perejil en una olla con agua y sal, por unos 20 minutos. Luego, escurrirlas y partirlas por la mitad, en forma longitudinal.
  • Picar el jamón y dorarlo en una sartén con un chorro de aceite de oliva. Añadir las alcachofas y dorarlas por 5 minutos.
  • Servir la crema de calabaza en una fuente o plato hondo y colocar sobre ella las alcachofas y el jamón.
  • Decorar con hojas de perejil.

Ya sea para esta receta como para la dieta, seleccionad las alcachofas más robustas, con sus hojas bien compactas, gruesas y de tonalidad verde claro.

Ahora que ya sabes cómo adelgazar en tres días con alcachofa para purificar tu cuerpo y cómo incorporar este vegetal en una comida cuando vuelvas a tu alimentación habitual, no tienes excusas para comenzar a llevar una vida realmente sana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *